El mar Mediterráneo que rodea Ibiza irradia un magnetismo único al que es imposible resistirse.

 

Mirando el mar, pisando la arena, escuchando las olas romper en las rocas, saboreando el placer y aspirando los aromas de un amanecer de esos que no se ven al despertar, cuando el mundo se para y sientes que estás viviendo un momento mágico, irrepetible… y al igual que ese instante, tú también eres único.

 

Eso es el momento SALINE.

El mar Mediterráneo que rodea Ibiza irradia un magnetismo único al que es imposible resistirse.

Mirando el mar, pisando la arena, escuchando las olas romper en las rocas, saboreando el placer y aspirando los aromas de un amanecer de esos que no se ven al despertar, cuando el mundo se para y sientes que estás viviendo un momento mágico, irrepetible… y al igual que ese instante, tú también eres único.

Eso es el momento SALINE.

La inspiración

Así nació el primer vodka de Ibiza, de lo más profundo del mar y a través de la inspiración del primer componente del equipo: nuestra nariz privilegiada.

 

Recorrió Ibiza para hacer acopio de cada sensación: sus vistas y sonidos, los sabores y aromas, y quiso llevar el momento SALINE a cada uno de estos instantes.

 

Había llegado el momento de ponernos manos a la obra y reunirnos para hacer realidad un vodka tan especial como SALINE.

A crear

Nuestro científico loco se encerró a trabajar con sus tubos de ensayo, con el único objetivo de alcanzar la perfecta combinación de ingredientes.

 

Para ello añadía los diferentes aromas que imaginábamos, incorporando a SALINE un poco de Ibiza y otro tanto de cada uno de nosotros.

 

Tras más de 2 años de pruebas, e incontables destilaciones, combinaciones y proporciones, se logró la receta definitiva. Teníamos ese producto diferente y único… una fórmula secreta, el agua de vida que es SALINE.

A soñar

Desde el principio teníamos claro que SALINE debía volar… tener una identidad propia. Para eso contábamos con nuestro soñador, quien tenía el convencimiento de que había que insuflarle vida, dotar a SALINE de un verdadero espíritu.

 

Era vital lograr transmitir al mundo todas las sensaciones que cada uno de nosotros percibíamos. Había que contar la historia de quien rompe con los estereotipos sociales, alguien capaz de ser irreverente pero respetar, ser pícaro y educado, travieso pero no molesto… Alguien cuyo punto de locura no es sino la manifestación de una  inteligencia especial.

 

Una persona que se cuida, que busca lo natural, pero que no se preocupa de estereotipos y modas pasajeras, que piensa de una manera diferente y es capaz de adaptarse al mundo en el que vive pero a su manera, convirtiendo cada instante en un momento único.

 

En definitiva, personas normales pero poco comunes, individuos únicos que destacarán siempre, sin estridencias, pero auténticos, como SALINE.

ATERRIZANDO EN TIERRA FIRME

Y para volar alto necesitábamos al piloto.  Él se encargó de que tomásemos tierra donde y como queríamos.

 

También se aseguró de que SALINE se hacía realidad. Trabajó duro para que locos y soñadores pudieran, al fin, disfrutar de nuestra creación.

 

Es esa persona que todos necesitamos tener cerca porque nos transmite paz y tranquilidad. Es también el que nos pone una copa de SALINE en la mano y nos asegura, mirándonos a los ojos, que todo va a ir bien.

De cuatro personalidades nace SALINE con un objetivo, llevar Ibiza, su espíritu y el de cada uno de nosotros al mundo, para que todos disfruten, hagan locuras, sueñen, vuelen bien alto y después aterricen habiendo vivido su momento único…

El de ser alguien diferente rodeado de gente especial.

SOBRE NOSOTROS

“Todos tenemos un magnetismo que nos hace diferentes, que nos hace únicos, igual que el magnetismo de Ibiza se siente con solo acercarse a sus aguas, esas que hacen a SALINE magnético.”

CONTACTO

Telefono: +34 679 48 50 70
[email protected]